Síguenos en:
Categorías

Los dientes varían en forma y tamaño dependiendo de dónde se encuentran en la boca. Estas diferencias permiten que los dientes hagan muchos trabajos diferentes. Los dientes nos ayudan a masticar y digerir los alimentos. Nos ayudan a hablar, y pronunciar diferentes sonidos claramente. Finalmente, los dientes ayudan a dar a nuestra cara su forma. Una sonrisa sana puede ser un gran activo; y debido a que esto es tan importante, tiene sentido dar a sus dientes la mejor atención posible.

La caries dental puede ser dolorosa y llevar a rellenos, coronas o incrustaciones. Si la caries dental no se trata, el nervio del diente puede infectarse y morir, causando un absceso. Esto puede necesitar tratamiento de conducto radicular o incluso para extirpar el diente.

Es muy importante que mantengas una buena rutina en casa para mantener tus dientes y encías saludables. La enfermedad de las encías es común y, si no se trata, puede provocar la pérdida ósea alrededor de los dientes. En algunos casos, puede provocar la pérdida de dientes y dientes sueltos.

Es fácil conseguir una boca limpia y sana, basta con una rutina simple que puede ayudar a prevenir la mayoría de los problemas dentales: cepillar sus dientes por la noche y al menos otra vez durante el día, con una pasta de dientes de flúor, escupir después de cepillar y no enjuagar, para que el flúor permanezca en sus dientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *