Síguenos en:
Categorías

Las bellas engrapadoras, sí, todo el mundo ha utilizado una al menos una vez y lo más probable es que todos tengan una. Son usadas en escuelas, oficinas, casas y fábricas. Colocando pilas de papel y ayudando a encerrar paquetes, las engrapadoras están disponibles en muchas formas diferentes.

Hay versiones en miniatura, diseños de lindos colores, pistolas de grapas automáticas y variaciones de servicio pesado. Sin duda las engrapadoras son un elemento clave en cada entorno de trabajo y pueden ofrecer una experiencia de lujo y sobre todo de comodidad para quienes las usamos.

Pensado como un producto simple, las engrapadoras tenían un proceso lento pero constante en el desarrollo, como la mayoría de las invenciones. Una vez que aumentó la demanda de engrapadoras, también lo hizo la funcionalidad del producto.

Antes de que se inventaran las engrapadoras y grapas, había encolado, costura y sellos de cera como forma de unir las páginas. Todas fueron grandes opciones, aunque nada ha sido mejor como este aparato tan especial. No fue hasta que el rey Luis XV solicitó una mejor manera de unir el papel que el mundo se introdujo a una “engrapadora.”

En 1866, nace la primera engrapadora gracias a la empresa Novelty Manufacturing Company. Con grapas hechas de oro y la unidad sosteniendo sólo una grapa de una sola vez. Increíble pensar que estaban hechas de oro pero así era. La realeza no tenía límites.

Técnicamente, no hay una persona que realmente haya inventado la engrapadora como tal. Simultáneamente en ese mismo año de 1866, había otro diseño que se estaba haciendo y que sería patentado; pronto vería la luz del día. Era un sujetador de papel flexible (una grapa) inventado por un hombre llamado George McGill. Su invención de una unidad que empujaba los sujetadores en papel se licenció en 1867.

Hablemos de un diseño mucho más adelantado que llegó en 1937, casi 70 años después de que la primera engrapadora salió al mercado. El mayorista estacionario, Jack Linsky, creó un diseño que permitiría a los usuarios simplemente abrir la parte superior de la máquina para insertar una hilera de grapadoras y como se podría adivinar, el negocio de las engrapadoras sólo creció a partir de ese momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *