Síguenos en:
Categorías

En caja y envueltos en papel y otras cosas, los osos de peluche han sido colocados amorosamente debajo de los árboles de Navidad durante generaciones, para el deleite de muchas niñas y niños de todo el mundo. Pero el osito de peluche es un original americano: su historia comienza con unas vacaciones tomadas por el presidente Theodore Roosevelt.

Durante un viaje de caza de 1902, uno de los compañeros de Theodore Roosevelt logró capturar un oso y atarlo a un árbol para que el Presidente, que no había logrado matar hasta entonces, pudiera hacer los honores de dispararle. Pero cuando Roosevelt vio al oso, se alejó, afirmando que sería antideportivo matar a la pobre criatura. Inspirado por una caricatura sobre la historia, un dueño de una tienda de Brooklyn consiguió permiso del Presidente para llamar a sus animales de peluche “ositos de peluche.”

Pero toda la historia de la cacería no es totalmente cálida y difusa. Roosevelt le dijo a su compañero que le hiciera algún daño así que el hombre mató al oso con un cuchillo después de que el Presidente se fuera.

Existe otro oso peculiar y es que un soldado canadiense compró un cachorro de oso negro de un cazador durante la primera guerra mundial, y el animal se convirtió en mascota y mascota de su tropa. El oso, llamado Winnipeg, más tarde fue entregado a los jardines zoológicos de Londres, donde Christopher Robin Milne, el hijo del autor de Winnie-the-Pooh A.A., le tomó tal gusto que nombró a su osito de peluche de esa manera.

Cabe destacar otro dato curioso sobre los osos de peluche, por ejemplo, el relleno no era higiénico hasta que unos jugueteros  inventaron los osos de peluche lavables en 1954. Los juguetes fabricados en Gales utilizaban nylon en lugar de mohair, lana de madera, Kapok y otros materiales difíciles de limpiar.

Sí, los osos de peluche son increíbles y pueden ser grandes compañeros de viaje, ya que aquí hay otro pues entre 2009 y 2010, la compañía británica ISPY envió a Teddy Bear Raymondo en un viaje que le dio el estatus de la mascota de juguete más transitada del mundo. En menos de un año, viajó 395.605 millas, alcanzando seis continentes y 35 países con miembros de la tripulación de la aerolínea y patrocinadores.De cualquier manera, osos, de tamaños, colores, medidas y de una gran variedad y selección los puedes encontrar en Comercial Hidalgo, la tienda donde todo esta a tu alcance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *